Release

Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito (“LGTOC”) y de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito (“LGOAAC”).  

Con fecha 26 de marzo de 2024, se publicó en la edición vespertina del Diario Oficial de la Federación el Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito y de la Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito (el “Decreto de Reformas” o el “Decreto”).
El objetivo principal del Decreto es la implementación a nivel legal de los principios generales aplicables a los títulos de crédito electrónicos, así como avalar su utilización y reconocer la validez de los actos y operaciones llevadas a cabo empleando estos.

En dicho sentido, los aspectos más importantes a resaltar del Decreto de Reformas son los siguientes:

A. Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito.

1. Se reconoce la misma validez a los títulos de crédito que se emitan por medios electrónicos en comparación con los emitidos por medios escritos. En ese sentido, se establece que en los casos en que alguna ley o disposición señale expresamente que las operaciones reguladas por la LGTOC deban constar por escrito, ese requisito se dará por cumplido respecto de cualquier título de crédito que haya sido emitido en medios electrónicos, ópticos o por cualquier otra tecnología, cuando no lo prohíba expresamente la ley y, si dicho título se mantiene íntegro y disponible.

2. Se reconoce expresamente que son válidos todos los títulos de crédito emitidos en medios electrónicos, ópticos o por cualquier otra tecnología a través de un sistema de información que se usará para generar, transmitir, recibir, entregar, o procesar de alguna otra forma mensajes de datos.

3. Asimismo, se establece que a efecto de que el tenedor de un título de crédito digital pueda ejercitar los derechos que en él se consignan, podrá exhibirlo mediante el sistema de información digital que se utilizó para generar o transmitir el título

4. Se prescribe que, la transmisión y endoso de los títulos de crédito emitidos en medios electrónicos, ópticos o cualquier otra tecnología se realizará a través del sistema de información que se usará para generar, transmitir, recibir, entregar mensajes de datos. En ese sentido, el endoso o la transmisión del título se podrá comprobar con base en el sistema de información que fue empleado para la transmisión y endoso de dicho título.

5. Se establece que el último tenedor de un título de crédito emitido en medios electrónicos, ópticos o cualquier otra tecnología podrá comprobar la tenencia de dicho título ante cualquier persona u autoridad con base en el sistema de información que se haya empleado para la transmisión y circulación de dicho título.

6. El Decreto de Reformas prevé expresamente que los certificados de depósito se emitirán en medios electrónicos, ópticos o cualquier otra tecnología, a través de él o los sistemas criptográficos de certificados de depósito que los propios almacenes generales de depósito emisores del título determinen.

7. Con relación a lo anterior, la entrega del certificado de depósito, renovación de vigencia, aviso con efectos protesto de un acreedor prendario y transmisión del certificado al acreedor prendario, se podrán realizar a través del sistema criptográfico, mediante el cual, fue emitido el certificado en cuestión.

8. El Decreto prohíbe expresamente la emisión de certificados múltiples que amparen idénticos bienes o mercancías.

9. En relación con lo anterior, se establecen nuevas reglas para el ejercicio de acciones por parte de los acreedores prendarios y en favor de cualquier tenedor legítimo de los certificados de depósito.


B. Ley General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito.

10. En consonancia con las disposiciones reformadas de la LGTOC, se establece que los almacenes generales de depósito tendrán a su cargo la facultad exclusiva de expedir certificados de depósito a través del sistema criptográfico que elijan.

11. En relación con el sistema criptográfico mencionado, se impone la obligación a los almacenes generales de depósito de garantizar a los tenedores legítimos, acreedores prendarios, autoridades supervisoras y demás intervinientes en las operaciones con dichos títulos de crédito, el acceso eficiente a dicho sistema criptográfico empleado.

12. Se establece que los sistemas criptográficos empleados por los almacenes deberán cumplir con las reglas de carácter general que expida la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, mediante las cuales se establezcan los estándares mínimos de seguridad que garanticen la confidencialidad, disponibilidad e integridad de la información y prevención de fraudes y ataques cibernéticos.

13. Asimismo, el Decreto prevé que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores establecerá mediante disposiciones de carácter general los lineamientos mínimos que deberán seguir los almacenes generales de depósito para el control de las existencias, calidad, condiciones de conservación y demás características de los bienes o mercancía que le sea entregada en depósito en almacenes o locales propios, arrendados, en comodato o habilitados, a fin de brindar mayor certeza y seguridad jurídica a sus depositantes.

14. Se establece que el Ejecutivo Federal contará con 180 días hábiles partir de la entrada en vigor del Decreto de Reformas, para ajustar los reglamentos, o cualquier otra disposición normativa que requiera su actualización en consonancia con el contenido del Decreto.

15. Aunado a lo anterior, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores contará con un plazo de 180 días hábiles a partir de la entrada en vigor del Decreto de Reformas, para ajustar cualquier disposición normativa que requiera su actualización y emitir las Reglas conducentes conforme al Decreto.

16. De igual forma, se impone la obligación a los almacenes generales de depósito a efecto de que ajusten su operación para la emisión de certificados de depósito electrónicos, a más tardar a los 18 meses siguientes a la fecha de entrada en vigor del Decreto de Reformas.

17. Finalmente, los certificados de depósito y bonos de prenda que hayan sido emitidos antes de la entrada en vigor del Decreto de Reformas, seguirán siendo vigentes hasta su cancelación. A dichos bonos les será aplicable la legislación vigente al momento de su última negociación. Dichos certificados de depósito podrán ser sustituidos por títulos electrónicos en los términos de la LGTOC.


El presente comunicado se publica solamente para efectos informativos y no constituye asesoría legal aplicable a casos o situaciones particulares.
En caso de tener alguna pregunta en relación con el presente, favor
de contactar a Mauricio Basila, mbasila@basila.mx o Karime Jassen, kjassen@basila.mx
(5255)5520-3063 

2022 © Basila Abogados - derechos reservados - developed by ITSnet